• Nepal ya no es el último reino induista del mundo; ahora es una República porque el rey Gyanendra (el que sobrevivió a la matanza de su sobrino Dipendra) no fue lo suficientemente inteligente como para copiar de las monarquías parlamentarias; mejor así para los nepaleses (no nepalíes) y nepalesas (no nepalías).
  • Durbar Square en la ciudad de Patan. A la derecha, el viejo Palacio Real. Esta es la típica foto que se sacan los turistas. Esta privilegiada terraza donde estoy, es, en realidad, un bar o restaurante y desde él se ve la calle principal de la ciudad que es un auténtico museo al aire libre. Fue construida en el 880 por Ananda Deva, es decir, que la ordenó construir y para ello vinieron a Nepal los mejores artistas de la región. De aquí son las famosas pachminas, esos chales o pañuelos que compiten con los de Kashemira.
  • Durbar Square, en Patan, lugar declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco y una de los lugares emblemáticos de Nepal.
  • Patan, valle de Katmandú, oficialmente conocida como Ciudad Metropolitana Lalitpur.
  • Los miembros del equipo de rodaje durante un alto en el trabajo, en Durbar Square, junto al viejo palacio real de Bhaktapur.
  • Foto tomada en Taumadhi Square desde lo alto de la escalera del Nyatapola Pagoda que mira al templo de Bhairav en  Bhaktapur, en el valle de  Kathmandu.
  • En la ciudad de Bhaktapur.
  • Plaza de la Cerámica, Bhaktapur, en el valle de Katmandú.
  • Una de las dos plazas de la Cerámica, en  Bhaktapur, valle de Ktmandú.
  • En Taumadhi Square de espaldas a la pagoda de Nyatapola, en Bhaktapur, valle de Katmandú.
  • Katmandú. A ella suben los nepaleses y luego la rodean de izquierda a derecha rezando el  mantra.
  • Una de las mayores de Nepal, rodeada de viejas casas sobre las que observan los ojos extraordinarios del Buda. Katmandú.
  • Hermosa plaza donde las mujeres se bañaban junto a una fuente.
  • En Bungamati, secando trigo, maiz o pimientos, como hacían en Tintín en el Tíbet.
  • En Bungamati, junto a Burpa que le lleva el microfóno.
  • En Bungamati. Entonces Nepal era un reino gobernado por el rey Gyanendra. Acabó en 1008 tras la revolución maoista. Gyanendra sucesió a su sobrino Diprenda que dicen se suicidó tras asesonar a Birendra, su padre.
  • Bungamati, valle de Katmandú.
  • En Bungamati, tomando el sol y como es habitual, con las piernas encogidas.
  • En Bungamati, la ciudad que vió nacer a la deidad Rato Machhendranath. No confundir con el de las tarjetas black.
  • Comprando una filigrana de madera en Bungamati, hecha por los magníficos carpinteros que son los newaríes.
  • Bungamati, cerca de Katmandú, el pueblo de los newaríes, de orígen desconocido.
  • Aquí estoy con mi guía, Burka Sherpa, un tipo realmente estupendo. Estábamos rodando las casas newaries en Bungamati.
  • Boda en Katmandú
  • Este fue el segundo hotel en que estuvimos, propiedad de la que fue consul española en Katmandu.
  • Uno de los más importantes templos hindúes dedicado a Shiva, cerca del río Barmati, al oeste de Katmandú.
  • Ángel y Jesús ruedan en el tempo de Pashupatinah. Allí tienen lugar todos los días ceremonias de incineración de cadáveres que luego son arrojados al río Bagmati.
  • A 22 Km al oeste de Katmandú, donde se celebran sacrificios en honor de la diosa Kali.
  • Este es el Dalai Lama (océano de sabiduría) de esta Shanga o comunidad de monjes budistas del Monasterio de Dakshinkali. Aquí viven regidos por una severa disciplina conforme a las más de 250 reglas recogidas en el Vinaya, el libro-guía de los monjes, entre ellas la pobreza. Los monjes sólo pueden poseer ocho objetos personales: tres mantos, una campanilla, un cuenco para las limosnas, una navaja, un alfiler y un tamiz para el agua. También pueden tener un paraguas y algunos libros, pero no dinero. La vida del monasterio gira alrededor de la meditación, el estudio de las escrituras y la participación en las ceremonias.
  • Estaban rezando con sus típicas plegarias acompañadas del sonido de los cuencos, trompetas y tambores nepaleses.
  • En el templo de Dakshinkali.
  • Llegamos a este aeropuerto de Nepal para subir a Namche Bazar. El vuelo fue estupendo, pero en el aterrizaje creí que nos la íbamos a pegar porque la pista de Lukla forma una pendiente durante los primeros metros y luego un llano que desde el avión no se ve, por lo que cuando comienza el aterrizaje da la sensación de que al acabar el primer tramo inclinado vas a caer a un precipicio.Tengo un vídeo del aterrizaje que hicimos en la página de Nepal.
  • Un puente cercado a Padkhin. !Cómo me han marcado los cuentos de Tintín¡ Desde pequeño quise ver y atravesar uno de estos puentes que Hergé dibujó en Tintín en el Tíbet. No me encontré con el capitán Haddock pero sentí la misma emoción; fue hacer realidad una aventura que leí de pequeño (aún hoy las leo y tengo 54 tacos).
  • En los rodajes, los cámaras siempre nos hacían cargar con el trípode. Aquí estamos subiendo a Namche Bazaar, en el Himalaya.
  • En Padkhin, donde Ángel nos propuso historias enigmáticas.
  • Aquella noche subiendo a Namche nos detuvimos a pasar la noche en Padkhin. Como no había luz eléctrica nos dedicamos a jugar a los asesinos.
  • Hemos llegado a Namche Bazar
  • Con Ángel he vivido, quizás, los mejores momentos de mi vida profesional. Guardo con él una gran amistad aunque no la hemos seguido cultivando tras mi jubilación. Ha realizado los mejores En Portada que he hecho. Aquí estamos los dos con el único sherpa, Gyaltzen Sherpa, que hasta 2006 quedaba vivo y que formó parte de la expedición del coronel John Hunt en la que iba Edmund Hillary. Hunt enfermó y cedió el paso a Hillary quien coronó el Everest junto al sherpa Norgay en 1953.
  • En este helicóptero ruso descendimos a Katmanchu tras haber llegado hasta el Monasterio de Syangboche a 3.800 metros, sin haber visto al Yeti.
  • Syangboche, aeródromo de Namche a 3.782 metros sobre el nivel del mar.
  • Hemos madrugado para ver amanecer en el Everest
  • Nagarkot
  • El madrugón mereció la pena aunque pasamos muchísimo frío aquella mañana. El Everest se desperezó con toda su belleza.
  • Methinkot en el centro del país. En su escuela UNICEF desarrollaba un programa educativo.
  • Methinkot
  • Es una fábrica de ladrillos en Sunsari, en el sur del país.
  • En Sunsari, donde los niños son explotados con el permiso de sus padres.
  • Sunsari, tras un rodaje intenso.
  • En Biratnagar rodando la cocsecha en los campos de trigo del llano Terai.
  • En nuestra furgoneta con Bijay de guía.
  • Este gurú recibe visitas de todas las castas, incluida la de la realeza. El rey le consultó sobre el fin de la violencia maoista y Gopal predijo que acabaría en mayo de 2004. A mi me aseguró que triunfaría de anciano.
  • El gobierno nepalés nos puso como acompañante a un comisario que prácticamente nos dejó hacer, aunque a veces nos censuraba ciertas imágenes de las que podíamos prescindir.
  • El doctor Upendra Devkota trató al príncipe Dipendra al poco de recibir un tiro en la sién.
  • Puedo resistir mucho porque puedo dormir unos minutos en cualquier sitio, recuperándome tras la corta siesta.
Un paseo en foto ...
... por Nepal
VOLVER AL
INDICE DE FOTOS