Estaba estudiando quinto curso de Bachillerato en Ávila, en el Colegio Arturo Duperier, cuando tuvimos la idea de formar un grupo de poesía al que llamamos "Rincón Poético"; era el año 1969. En una velada poética, a la que asistió el Gobernador Civil, don Antonio Leyva Rey, (íbamos con camisa y pantalón negro, barbilanpiños y con el pelo largo) leímos unos poemas de León Felipe, Altolaguirre, Alberti, Rubén Dario, Machado, Hernández, Blás de Otero y del señorito Federico. Creo que también leímos a Becquer.

Mediada la función, el gobernador ordenó a la fuerza pública que nos detuviera a todos. Sólo la mediación del director del Colegio nos salvó del percance.

Recuerdo ahora aquel episodio para presentar mi propio Rincón Poético.


Rincón Poético

Los motivos del Lobo
Poema dodecasílabo. París, diciembre, 1913.
Rubén Darío

Félix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867-León, 6 de febrero de 1916), fue un poeta, periodista y diplomático nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española. Es, posiblemente, el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Es llamado príncipe de las letras castellanas.     
A don Miguel de Unamuno
“Yo vengo a saludar al hombre más descuidado de cuerpo y más limpio de alma de cuantos conozco: don Antonio Machado”
Antonio Machado

La amistad entre ambos poetas parece remontarse a 1900 y está probada por las cartas y versos que ambos se cruzaron, además de por compartir la misma idea de España.     
La marcha triunfal
Poema épico